El  ALBA, ¿Una alternativa positiva y eficiente para los países que la conforman?, la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA), es una propuesta de integración regional que surge el 14 de Diciembre de 2001 en la Isla de Margarita, liderizada principalmente por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, y a la cual con el pasar de los años se han unido países como: Cuba, Bolivia, Nicaragua, Mancomunidad de Dominica, Honduras, San Vicente y las Granadinas, Ecuador y Antigua y Barbuda.

Ésta integración regional, se sustenta en principios de reciprocidad, transferencia tecnológica y busca el aprovechamiento de las ventajas con las que cuenta cada país y que pueda ofrecer, es importante señalar que a lo largo del surgimiento de ésta alianza se ha creado un banco intrarregional; el Banco del Alba, el cual se enfoca en sustentar aquellos proyectos grannacionales planteados por los diversos países que conforman ésta alianza, dando convenios crediticios a los países financiando las áreas económicas productivas y las áreas sociales. Ésta propuesta de integración desea alcanzar un equilibrio racional de los recursos basándose en una economía socialista.

Destacando ciertas características importantes con las que cuenta el ALBA tenemos que; Venezuela, y Ecuador, son considerados países petroleros, además Venezuela y Bolivia son grandes productoras de gas, y por otra parte cuentan con riquezas minerales como: hierro, bauxita, níquel.

El ALBA en los países ha logrado iniciar diversos proyectos denominado por éstos como “grannacionales”, los cuales están sujetos o actúan con una línea de acción política común, tienen una visión social y política dirigida a un mismo enfoque, existen diversos proyectos que buscan fomentar el desarrollo en diversas áreas, de acuerdo a las necesidades de cada uno de los países que conforman el ALBA. Entre los principales proyectos grannacionales a destacar tenemos:

Proyectos ALBA-alimentación, en cual persigue la creación de un banco de alimentos con el cual se pueda garantizar el abastecimiento de estos en cantidad y calidad suficientes para proveer a los países que conformar ésta integración.

Otros proyectos importante en resaltar son aquellos destinados al área de transporte, donde se asocien rutas y equipos que abarquen áreas como Managua – La Paz – Quito- La Habana – Puerto Príncipe, además de habilitar rutas para la comunicación fluvial entre los países del Sur.

Para la materialización de estos y otros proyectos que se ha propuesto alcanzar en ALBA, los países que conforman ésta integración deberán identificar las ramas de producción mediante las cuales puedan avanzar y ser competitivos para igualar los niveles de desarrollo económico y así lograr el financiamiento necesario para la ejecución de todos y cada uno de los proyectos a futuro.

En un ámbito económico al analizar las balanzas comerciales  según datos estadísticos obtenidos en la página oficial de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA), se debe destacar específicamente en el caso de Venezuela-Alba; es decir el intercambio comercial que existe entre éste país con relación a los demás, que en un período de estudio de 5 años, (2006-2010), son diversos los productos exportados e importados; destacándose entre las principales exportaciones no petroleras por parte de Venezuela, la industria alimenticia, material eléctrico, material de transporte, materias textiles, piedra, cerámica, yeso, vidrio, productos minerales, y químicos.

De acuerdo a datos obtenidos en la página oficial del ALBA, específicamente, en el caso de Venezuela, las exportaciones no petroleras hacia los diversos países integrantes de ésta integración regional han disminuido en un 85,08% para el año 2010 en comparación con el año 2006. Y en cuanto a las importaciones totales tenemos que aumentaron en un 135,68% para el año 2010 en comparación con el año 2006, lo que se traduce a que Venezuela con el pasar de los años ha dejado decaer la cantidad de sus exportaciones no petroleras, situación que pone en riesgo la producción nacional del país y frena el nivel de competitividad con relación a otros países. Es debido a ésta situación que en una integración regional debe buscarse el bienestar común de todos los países que la integran, y deben promoverse aquellos bienes y servicios que resulten más  beneficiosos para subsanar las necesidades económicas que se susciten.

En el caso de los países que integran el ALBA, estos países buscan  mejoras a nivel social, mediante la diversa gama de proyectos grannacionales propuestos, pero además es importante resaltar que es fundamental alcanzar un desarrollo que sea sostenible y esto podrá lograrse promoviendo cada uno de los países las exportaciones de nuevos productos con mejoras de calidad que puedan generar competitividad, y a su vez incentivar la producción nacional de ciertos productos para suplantar grandes cantidades de importaciones que pudieran de alguna manera acarrear deudas a los países.

VII Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, 2009.

En conclusión en una forma de integración para llegar a un desarrollo social y económico todos los países deben trabajar en una línea de acción conjunta, y buscar aquellas fortalezas que tengan para ser competitivos y lograr con el cumplimiento de aquellos proyectos beneficios igualitarios para todos los países integrantes.

 

Edrid Aponte                                                                                                                                  T.S.U. Comercio Exterior                                                                                                                 Universidad Simón Bolívar