Archive for febrero, 2012


A continuación colocamos una notica de gran importancia para nuestros compañeros de la Universidad Simón Bolívar en relación al contrato de donación suscrito entre la empresa Evenpro y el Fondo para  el Desarrollo Estudiantil de la USB (FONDESIBO), el mismo consiste en una beca mensual para 50 estudiantes de la Universidad Simón Bolívar. El Fondo para el Desarrollo Estudiantil de la USB (FONDESIBO) es uno de los colaboradores de la Delegación MOEA de la Universidad durante los últimos tres años (2010, 2011 y 2012) por lo cual le estamos profundamente agradecidos.

 

50 estudiantes serán beneficiados con becas otorgadas por Evenpro

Cincuenta estudiantes de la Universidad Simón Bolívar serán beneficiados durante un año con una beca mensual de Bs. 400, gracias al aporte por Bs. 240 mil de la empresa Evenpro, informó la Dirección de Deportes.

Los recursos serán aportados por la empresa a través de un contrato de donación y serán administrados por el Fondo para el Desarrollo Estudiantil de la USB, Fondesibo, a través de su programa Aporte al mérito, creando oportunidades para todos.

Jesús Fuentes, director encargado de Deportes, explicó que el beneficio es fruto de una serie de acuerdos concertados entre la empresa que arrienda el complejo deportivo para conciertos y la Federación de Centros de Estudiantes, FCE USB, y que están siendo canalizados a través de instancias académicas y administrativas de la institución.

Antonio Méndez, coordinador general de la fundación Fondesibo, indicó que tal como lo establece el programa Aporte al mérito, los beneficiarios serán becarios de la Dirección de Desarrollo Estudiantil (Dide), estudiantes con necesidades socioeconómicas que además se destacan por su buen desempeño académico. “Dide y la Dirección de Deportes determinarán otros criterios de selección como la participación sobresaliente en actividades deportivas, incluso culturales”.

Con información del Departamento de Información y Medios, 10 de Febrero de 2012. Disponible en: http://usbnoticias.info/post/15478

En principio, para dar desarrollo a este ensayo es importante conocer que es UNASUR (conocido por su acrónimo); La Unión de Naciones Suramericanas es un organismo de ámbito regional que tiene como objetivo: construir de manera, participativa y consensuada, un espacio de integración y unión en lo cultural, social, económico y político entre sus pueblos en pro del desarrollo que apuntan a estos sectores, otorgándole prioridad al diálogo político, ya que es el mejor camino hacia las integraciones regionales para eliminar desigualdad socioeconómica, tal como lo reza el artículo 2 del Tratado Constitutivo de dicho organismo. 

El propósito de estos 12 países que integran UNASUR, anclado a la integración económica por bloques de tratados y miembros que estos ya están suscritos, como por ejemplo: Mercado Común del Sur con Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela (como candidato MERCOSUR) solo por mencionar uno, incide la integración financiera a través de las políticas económicas y fiscales de los Estados Miembros para lograr el progreso y el fortalecimiento de un proceso a la cual se han suscrito para innovar, equilibrar, crecer y obtener posibilidades para el desarrollo y bienestar de la nación.

Por esta razón, la Unión de Naciones Suramericanas comenzó sus planes de integración con la construcción de la carretera interoceánica, que unirá el Perú con el Brasil pasando por Bolivia, otorgándole a Brasil una salida al Océano Pacífico y a Perú, una salida al Océano Atlántico. La construcción comenzó en septiembre de 2005, financiada en un 60% por Brasil y en un 40% por Perú. De igual forma, continuaron en este proceso, el Anillo Energético Suramericano, para que Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay sean abastecidos de gas peruano: el gas de Camisea. También se incluye el poliducto binacional, el cual se extenderá en un futuro cercano para permitir a Venezuela exportar petróleo al Lejano Oriente a través de la costa pacífica de Colombia.

Como resultado de estas actividades de integración e intercambio surge una duda mundial porque la economía suramericana se ha diferenciado de otras naciones por el bajo desarrollo y crecimiento comparadas con los mercados emergentes principales, lo que representa retos y amenazas para los países que aplican integraciones mancomunadas y bajas en lo que respecta indicadores económicos. Sin embargo, en los últimos años esta economía ha crecido, quedando demostrado en el año 2010 con 5.9% de avance y se estima que crecerá 4.2% este año, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) lo que demuestra el crecimiento económico que ha tenido América Latina a pesar de las adversidades de índole económico que existe a nivel mundial.

En cierta medida hasta cierto punto, el plano económico cubre cierto porcentaje de los objetivos de este organismo, ya que lo que se busca con la UNASUR desde el 11 de marzo del presente año, fecha en que entró en vigor el Tratado Constitutivo, es el consenso y armonía geopolítica para el desarrollo Social como protección a la seguridad Iberoamericana, la defensa, educación, ciencia, cultura, tecnología e innovación como pilar fundamental en este contexto, así como también la salud constituye un espacio de integración e incorporación de los esfuerzos y logros de los mecanismos de integración, previendo políticas comunes y actividades coordinadas entre los países de la UNASUR.

Para resumir, estos medios de unificación buscan la inclusión social y la participación ciudadana de la UNASUR, también hay que tomar en cuenta la lucha contra el narcotráfico que “es un foro de consulta, coordinación y cooperación en materia de prevención y lucha contra el problema mundial de las drogas, en concordancia con las disposiciones del  Tratado Constitutivo de UNASUR”, el tema energético y la infraestructura.

Presidentes durante la Tercera Cumbre de Jefes de Estado de la Unión de Naciones Suramericanas el 28 de Mayo de 2008.

Finalmente, la Unión de Naciones Suramericanas tiene un reto para unir a los países suramericanos al trabajo en conjunto, que unidos a los medios de unificación que ya se conocen, el objetivo es favorecer un desarrollo más equitativo, armónico e integral de América del Sur para seguir en la lucha y favorecer los tratos que se han planteado con el fin de unificar la América que todos han soñado manteniendo siempre la democracia y soberanía plena.

Richard Romero                                                                                                         T.S.U. Comercio Exterior                                                                                                        Universidad Simón Bolívar

Antes de iniciar con la política de comercio exterior de los Estados Unidos de América es necesario definir con exactitud lo que significa “TLC”, éste significa Tratado de Libre Comercio y es un conjunto de reglas en donde dos o más países acuerdan vender y comprar productos y servicios. Todos los TLC están regidos bajo las normas establecidas por la OMC, Organización Mundial de Comercio o simplemente por mutuo acuerdo entre los países participantes.

La finalidad de un TLC es aumentar el mercado tanto de productos como de servicios entre los países que en este participen, para ello se efectúa la reducción o sencillamente la eliminación de derechos arancelarios a los productos objeto de comercialización.

Los objetivos básicos de un TLC son: la reducción significativa o la eliminación total tarifaria que posean los distintos productos objetos de comercialización entre los países participantes, un TLC ayuda a conseguir el aumento de las oportunidades de inversión y mayor seguridad a los derechos de la propiedad intelectual, propiciar una competencia justa en el mercado internacional, la fomentación de la cooperación como herramienta para la conquista de futuros modelos de integración económica.

Ahora bien, los Tratados de Libre Comercio suscritos por EE.UU en el hemisferio americano se inician el 1 de enero de 1994 cuando entra en vigencia la creación de un bloque comercial  de tipo regionalista con el entonces  presidente de México Carlos Salinas Gortari. Éste fue conocido como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, dicho bloque se encontraba constituido por Estados Unidos, Canadá y México. 

Dentro de los objetivos principales de este bloque comercial se pueden citar: la eliminación de las barreras al comercio, la facilitación del movimiento de bienes y servicios a través de los fronteras nacionales, la promoción de las condiciones para la competencia justa, el aumento de las oportunidades de inversión, proveer protección adecuada y efectiva y asegurar el cumplimiento de las leyes sobre los derechos de propiedad intelectual, crear procedimientos efectivos para la implementación y aplicación del Acuerdo para su administración conjunta y para la solución de controversias, y establecer una base para ampliar la cooperación bilateral, regional y multilateral entre los países.

Desde 1994 hasta entonces Estados Unidos ha firmado suficientes TLC con múltiples países pero en lo que respecta al continente Americano podríamos citar otros tratados de libre comercio como los siguientes:

Tratado de Libre Comercio entre  Republica Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos de América (CAFTA), es un tratado de libre comercio que busca la creación de una zona de libre comercio entre los países firmantes que son: Estados Unidos, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Las negociaciones de este tratado se iniciaron en el año 2003 para todos los países a excepción de República Dominicana, concretándose la adopción del texto para todos los países involucrados, en 2004 y entrando en vigor en distintas fechas para cada país a partir de 2006. El CAFTA es un tratado de libre comercio que al igual que otros busca las mejoras en el ámbito comercial en cuanto a las tarifas arancelarias, movimiento aduanero, origen de los productos y las reglas internas para el tráfico de mercancías de cada país miembro, con la asaduría de ser un tratado que por los aspectos relativos a producción higiénica y protección al medio ambiente y respeto a los derechos de propiedad intelectual e inversión tanto pública como privada.

En si múltiples son los tratados suscritos por parte de Estados Unidos en el continente Americano aparte de los 2 mencionados anteriormente, debemos tomar en cuenta que mucho más allá  de una suscripción dentro de bloques  económicos que conlleven la cooperación y una unión aduanera regional para el favorecimiento del proceso de comercialización entre los países del continente americano, el gobierno norteamericano ha optado desde hace más de 15 años por relacionarse bilateralmente con gran cantidad de países suramericanos mediante los TLC, por  ejemplo: el Tratado de Libre Comercio Perú-Estados Unidos firmado en abril del 2006, el TLC firmado por Chile y Estados Unidos en el  2003,  el TLC por parte de Estados Unidos con países de suramérica pertenecientes al ATPDEA, el TLC firmado por Colombia el pasado 10 de octubre del 2011, entre otros.

Es importante realizar la observación y el estudio de los TLC que durante los últimos tiempos ha venido suscribiendo los Estados Unidos en el hemisferio americano y específicamente con países suraméricanos no sea estudiado continuamente desde el punto de vista de los beneficios económicos, es necesario que como estudiantes de la materia y participantes de modelos económicos evaluemos los resultados obtenidos en los últimos tiempos con la utilización o creación de estos tratados.

Como venezolano y como suramericano surge la necesidad de expresar la preocupación que invade a mi persona ya que si bien un tratado de libre comercio amerita a las partes firmantes mayor facilidad del intercambio comercial, reducción o desaparición de tarifas arancelarias en los diferentes productos objetos de comercialización, incrementación de la inversión en los distintos países, protección de la propiedad intelectual, entre otros beneficios, también puede producir a cualquiera de las partes perdidas graves, en el caso de suramérica podemos notar con claridad que en su gran mayoría a los países  no le es conveniente el uso de los TLC ya que para los países subdesarrollados la expresión “libre comercio” se resume en: quebrantamiento del aparato productivo, bajos salarios, gran tasa de desempleo, entre otros. Sin embargo la solución no debe ser la no negociación ni la no suscripción en diferentes tratados ya que como todos sabemos Estados Unidos es un país económicamente independiente y por ello podríamos beneficiarnos todos los países del continente americano, es decir, podemos ver a esta gran potencia como aquella nación impulsora de las economías que lo rodean. Por ello, la solución podría estar en la negociación paritaria entre naciones, causando una inclusión de todos los sectores productivos de todos los países remitentes en los diferentes tratados, en el apoyo de ambos suscriptores en el ámbito de la productividad cuando se refieran a tratados bilaterales, en la incrementación de la inversión y producción empleo en los países más necesitados, entre otros.

Es por este motivo que se necesita en primer lugar antes de realizar TLC entre diferentes naciones, estudiar objetivamente las capacidades y oportunidades que se tienen como nación a nivel individual, para de esta manera poder observar cuáles son nuestras carencias y principales necesidades económicas y así poder comenzar a solventar nuestras debilidades y posteriormente  en segundo lugar evaluar las capacidades que tenemos para ayudar o cooperar a través de un tratado comercial a otro país, sin embargo este proceso de evaluación debe ser transparente ya que no es lo más honrado aprovecharnos como nación de los recursos que posea otra ya sean financieros, sociales o culturales.

 

Félix Odremán                                                                                                     T.S.U. Administración Aduanera                                                                                            Universidad Simón Bolívar

Para que se pueda lograr la participación de nuestra delegación en el Modelo de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (MOEA), los estudiantes cuentan con el apoyo de un equipo de trabajo profesoral en la planificación, organización y ejecución de distintas actividades y talleres, tanto para su formación integral en dicho modelo como para la búsqueda de patrocinantes y colaboradores quienes aportan recursos financieros en pro de la participación de la Universidad Simón Bolívar en tan importante evento regional. El equipo de trabajo profesoral de la Delegación MOEA U.S.B. 2011-2012 es la siguiente:

Prof. Armando Jiménez. Licenciado en Estudios Internacionales, U.C.V. M.Sc. en Economía Internacional, U.C.V. Postgrado en Integración Económica, Universidad de Barcelona (España). Profesor de la Universidad Simón Bolívar y actual Decano de Estudios Tecnológicos de la U.S.B.

Prof. Enio Ortiz V. Licenciado en Ciencias Fiscales mención Aduanas y Comercio Exterior, ENAHP. Especialista en Derecho Tributario, U.S.M. M.Sc. en Integración Regional, Universidad Latinoamericana y del Caribe (En curso). Postgrado en Integración Regional y Relaciones Económicas Internacionales, Universidad de Barcelona (España). Actualmente Profesor de la Universidad Simón Bolívar.

Prof. Régulo T. Finol R. Licenciado en Estudios Internacionales, U.C.V. Especialista en Mediación y Resolución de Conflictos. ESAE (España). M.Sc en Economía Internacional, U.C.V. (Graduando). Actualmente Profesor de la Universidad Simón Bolívar.

De izquierda a derecha: Prof. Armando Jiménez (Decano de Estudios Tecnológicos), Prof. Edllyber Martínez, Profa. Elizabeth Martínez, Prof. Simón Lopez (Decano de Estudios de Postgrados-U.S.B.), Prof. Enio Ortiz V. y Prof. Régulo T. Finol R.