Category: MOEAUSB 2010


Antes de iniciar con la política de comercio exterior de los Estados Unidos de América es necesario definir con exactitud lo que significa “TLC”, éste significa Tratado de Libre Comercio y es un conjunto de reglas en donde dos o más países acuerdan vender y comprar productos y servicios. Todos los TLC están regidos bajo las normas establecidas por la OMC, Organización Mundial de Comercio o simplemente por mutuo acuerdo entre los países participantes.

La finalidad de un TLC es aumentar el mercado tanto de productos como de servicios entre los países que en este participen, para ello se efectúa la reducción o sencillamente la eliminación de derechos arancelarios a los productos objeto de comercialización.

Los objetivos básicos de un TLC son: la reducción significativa o la eliminación total tarifaria que posean los distintos productos objetos de comercialización entre los países participantes, un TLC ayuda a conseguir el aumento de las oportunidades de inversión y mayor seguridad a los derechos de la propiedad intelectual, propiciar una competencia justa en el mercado internacional, la fomentación de la cooperación como herramienta para la conquista de futuros modelos de integración económica.

Ahora bien, los Tratados de Libre Comercio suscritos por EE.UU en el hemisferio americano se inician el 1 de enero de 1994 cuando entra en vigencia la creación de un bloque comercial  de tipo regionalista con el entonces  presidente de México Carlos Salinas Gortari. Éste fue conocido como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, dicho bloque se encontraba constituido por Estados Unidos, Canadá y México. 

Dentro de los objetivos principales de este bloque comercial se pueden citar: la eliminación de las barreras al comercio, la facilitación del movimiento de bienes y servicios a través de los fronteras nacionales, la promoción de las condiciones para la competencia justa, el aumento de las oportunidades de inversión, proveer protección adecuada y efectiva y asegurar el cumplimiento de las leyes sobre los derechos de propiedad intelectual, crear procedimientos efectivos para la implementación y aplicación del Acuerdo para su administración conjunta y para la solución de controversias, y establecer una base para ampliar la cooperación bilateral, regional y multilateral entre los países.

Desde 1994 hasta entonces Estados Unidos ha firmado suficientes TLC con múltiples países pero en lo que respecta al continente Americano podríamos citar otros tratados de libre comercio como los siguientes:

Tratado de Libre Comercio entre  Republica Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos de América (CAFTA), es un tratado de libre comercio que busca la creación de una zona de libre comercio entre los países firmantes que son: Estados Unidos, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Las negociaciones de este tratado se iniciaron en el año 2003 para todos los países a excepción de República Dominicana, concretándose la adopción del texto para todos los países involucrados, en 2004 y entrando en vigor en distintas fechas para cada país a partir de 2006. El CAFTA es un tratado de libre comercio que al igual que otros busca las mejoras en el ámbito comercial en cuanto a las tarifas arancelarias, movimiento aduanero, origen de los productos y las reglas internas para el tráfico de mercancías de cada país miembro, con la asaduría de ser un tratado que por los aspectos relativos a producción higiénica y protección al medio ambiente y respeto a los derechos de propiedad intelectual e inversión tanto pública como privada.

En si múltiples son los tratados suscritos por parte de Estados Unidos en el continente Americano aparte de los 2 mencionados anteriormente, debemos tomar en cuenta que mucho más allá  de una suscripción dentro de bloques  económicos que conlleven la cooperación y una unión aduanera regional para el favorecimiento del proceso de comercialización entre los países del continente americano, el gobierno norteamericano ha optado desde hace más de 15 años por relacionarse bilateralmente con gran cantidad de países suramericanos mediante los TLC, por  ejemplo: el Tratado de Libre Comercio Perú-Estados Unidos firmado en abril del 2006, el TLC firmado por Chile y Estados Unidos en el  2003,  el TLC por parte de Estados Unidos con países de suramérica pertenecientes al ATPDEA, el TLC firmado por Colombia el pasado 10 de octubre del 2011, entre otros.

Es importante realizar la observación y el estudio de los TLC que durante los últimos tiempos ha venido suscribiendo los Estados Unidos en el hemisferio americano y específicamente con países suraméricanos no sea estudiado continuamente desde el punto de vista de los beneficios económicos, es necesario que como estudiantes de la materia y participantes de modelos económicos evaluemos los resultados obtenidos en los últimos tiempos con la utilización o creación de estos tratados.

Como venezolano y como suramericano surge la necesidad de expresar la preocupación que invade a mi persona ya que si bien un tratado de libre comercio amerita a las partes firmantes mayor facilidad del intercambio comercial, reducción o desaparición de tarifas arancelarias en los diferentes productos objetos de comercialización, incrementación de la inversión en los distintos países, protección de la propiedad intelectual, entre otros beneficios, también puede producir a cualquiera de las partes perdidas graves, en el caso de suramérica podemos notar con claridad que en su gran mayoría a los países  no le es conveniente el uso de los TLC ya que para los países subdesarrollados la expresión “libre comercio” se resume en: quebrantamiento del aparato productivo, bajos salarios, gran tasa de desempleo, entre otros. Sin embargo la solución no debe ser la no negociación ni la no suscripción en diferentes tratados ya que como todos sabemos Estados Unidos es un país económicamente independiente y por ello podríamos beneficiarnos todos los países del continente americano, es decir, podemos ver a esta gran potencia como aquella nación impulsora de las economías que lo rodean. Por ello, la solución podría estar en la negociación paritaria entre naciones, causando una inclusión de todos los sectores productivos de todos los países remitentes en los diferentes tratados, en el apoyo de ambos suscriptores en el ámbito de la productividad cuando se refieran a tratados bilaterales, en la incrementación de la inversión y producción empleo en los países más necesitados, entre otros.

Es por este motivo que se necesita en primer lugar antes de realizar TLC entre diferentes naciones, estudiar objetivamente las capacidades y oportunidades que se tienen como nación a nivel individual, para de esta manera poder observar cuáles son nuestras carencias y principales necesidades económicas y así poder comenzar a solventar nuestras debilidades y posteriormente  en segundo lugar evaluar las capacidades que tenemos para ayudar o cooperar a través de un tratado comercial a otro país, sin embargo este proceso de evaluación debe ser transparente ya que no es lo más honrado aprovecharnos como nación de los recursos que posea otra ya sean financieros, sociales o culturales.

 

Félix Odremán                                                                                                     T.S.U. Administración Aduanera                                                                                            Universidad Simón Bolívar

Al finalizar cada Modelo de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (MOEA) los delegados y delegadas presentes en representación de sus respectivos Estados miembros plasman una declaración final como cierre del acto. Dicha declaración es aprobada por el pleno de la Asamblea y contiene una serie de propuestas, invitaciones, acciones y formulaciones de carácter general asociadas a la problemática planteada anualmente en el seno de la Organización de los Estados Americanos. Estas declaraciones son negociadas por la Comisión General antes de finalizar el evento y contienen en síntesis todas las resoluciones discutidas, negociadas y aprobadas en las cinco comisiones de trabajo.

En el XXVIII Modelo de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (MOEA) llevado a cabo en Lima, Perú el 15 de mayo de 2010, se aprobó la Declaración “Paz, Seguridad y Cooperación en las Américas”. La Declaración se encuentra disponible en: http://goo.gl/lMwPi

Para el caso del XXIX MOEA realizado en San Salvador, El Salvador la Declaración “Seguridad Ciudadana en las Américas” aprobada el 21 de mayo de 2011, se encuentra disponible en: http://goo.gl/yB8wq

La Delegación MOEA U.S.B. presentó en el XXVIII MOEA que se llevo a cabo en la Universidad de San Martín de Porres en Lima, Perú del 6 al 8 de junio de 2010 proyectos de resoluciones las cuales fueron aprobadas en su totalidad. La experiencia de ser participe en un modelo universitario de esta envergadura permite a los estudiantes representar, defender los intereses y buscar consenso como “nacionales” de un país distinto al propio.

Delegación MOEA U.S.B. representando a Barbados en el XXVIII MOEA 2010.

Lo invitamos a leer las resoluciones de Barbados por comisión que fueron elaboradas y negociadas por la Delegación MOEA U.S.B. en MOEA 2010:

Comisión General “Aplicación de los principios de la Carta Democrática Interamericana mediante el desarrollo de indicadores que permitan prevenir y atender situaciones de alteración del orden político-institucional en los Estados Miembros”. Disponible en: http://goo.gl/uc4xm

Primera Comisión (Asuntos Jurídicos y Políticos) “La creación de múltiples políticas destinadas a incentivar la participación, protagonismo y desarrollo de la mujer en las sociedades de todo el hemisferio”. Disponible en: http://goo.gl/g6KhE

Segunda Comisión (Seguridad Hemisférica) “Fortalecimiento de la confianza en las Américas: Establecimiento de mecanismos adecuados para un efectivo seguimiento y transparencia en la adquisición de armas por parte de los Estados del Hemisferio”. Disponible en: http://goo.gl/nxtEf

Tercera Comisión (Gestión de Cumbres Interamericana) “Promoción y fortalecimiento de la protección del medio ambiente y ecosistema integral de los espacios acuáticos de los países insulares”. Disponible en: http://goo.gl/1r0iG

Cuarta Comisión (Asuntos Administrativos y Presupuestarios) “Establecer un grupo de trabajo que evalué las condiciones económicas del último trienio en América para readaptar las cuotas de participación de los Estados parte en la OEA”. Disponible en: http://goo.gl/yBHci

En mi opinión, la representación estudiantil en el Modelo de la Organizaciónde Estados Americanos (MOEA) significa más que llevar el nombre de la Universidad a otras fronteras; es sinónimo de preparación, estudio y liderazgo. Es una experiencia que permite tener la investidura diplomática para abordar temas de la agenda americana, representando una nación distinta a la nuestra. La participación en el MOEA puede describirse en  diversos aspectos. Pero, ¿vale la pena ser parte de la  delegación que participa año a año en nombre dela Universidad Simón Bolívar?

Sin temor a equivocarme, creo que participar en el MOEA es una oportunidad de aprender a trabajar en equipo, trazar metas y cumplirlas, seguir los sueños y comprender que la frase “no se puede” esta fuera de contexto cuando los objetivos están claramente definidos. En primer lugar, se practican los valores de tolerancia, respeto y solidaridad cuando las conductas de cada miembro de la delegación convergen y el espíritu del equipo prevalece sobre cualquier diferencia individual o grupal; por otra parte, la constancia y dedicación se tornan en puntos guías para enfrentar las adversidades que se viven durante el tiempo de preparación, quedando como elementos característicos de la personalidad para el transcurso de nuestras vidas.

Br. Wilmer Forghieri de pie presentando un discurso a favor del proyecto de resolución de una delegación amiga en el XXIX MOEA 2011.

En el mismo sentido, se mejoran las técnicas de oratoria y se practica la diplomacia para conocer las realidades políticas de América, sus problemas, actores e ideologías; además, se estudia a profundidad la situación de un país distinto al propio, permitiendo un enriquecimiento cultural y la oportunidad de ser agentes de cambio con criterio propio; es decir, jóvenes críticos que plantean soluciones viables en temas que afectan directa e indirectamente nuestro porvenir como generaciones futuras, procediendo en la toma de decisiones, por medio del consenso como embajadores en el principal foro político del Hemisferio.

Es indispensable como jóvenes americanos conocer el funcionamiento de nuestro continente, sus instituciones y la posición oficial de cada nación que lo conforma, debido a que resulta fundamental para nuestra formación como líderes del Hemisferio, encargados de mejorar el presente para construir un mejor futuro. Si empezamos a involucrarnos desde ahora en la toma de decisiones, podemos crear una mejor América.

También, se aprende a valorar el lugar donde vives en todos los aspectos, porque hay un sentimiento de identidad nacional cuando se observa a otras personas actuar como si fueran nacidas en el país, defendiendo sus intereses en determinados tópicos, aun cuando la realidad de ellas sea distinta y sus posiciones contradictorias a las planteadas en el MOEA; se aprende a querer lo propio y a trabajar por un mejor progreso.

Hay un sinfín de beneficios en el ámbito personal; por una parte, se forjan  grandiosas amistades, considerando que durante cuatro días se comparte y aprende junto a jóvenes provenientes de distintos países y continentes, personas que se conocen en principio por medios electrónicos y luego, a pesar de la distancia se conserva el valor de la amistad y los momentos vividos en el MOEA. Por otra parte, se cultivan conocimientos sobre las diversas costumbres del país sede, las tradiciones que se conservan en el tiempo y la historia que ha llevado a crear la sociedad actual. Se enriquecen los valores y se expande el conocimiento al tener un acercamiento con personas de todas las culturas; es indescriptible el sentimiento de fraternidad que se crea durante la experiencia del Modelo.

En definitiva, vale la pena ser parte de la delegación que representa a la Universidad Simón Bolívar en el MOEA Hemisférico. En lo particular, participar como miembro de la Tercera Comisión en nombre de Barbados en 2010 y como Jefe de Delegación de Costa Rica en 2011, sirvió para concebir una nueva percepción de vida; he aprendido que la mejor manera de mediar conflictos, resolver problemas y llegar al consenso es a través de la vía diplomática. Ser delegado en dos oportunidades ha sido una responsabilidad que abarca aspectos personales y académicos; debido a que representar a nuestra nación en el extranjero significa demostrar la capacidad de asumir retos de cualquier nivel y enaltecer los principios de excelencia académica que con esfuerzo y dedicación he obtenido.

Las características que un estudiante debe poseer para formar parte de la delegación, es la disposición de asumir nuevos retos y trabajar incansablemente para lograr todos los objetivos planteados, en virtud de elevar el nombre del país frente a las demás naciones hermanas presentes en el MOEA.

Br. Wilmer E. Forghieri V.                                                                                                             Delegado Tercera Comisión, XXVIII MOEA 2010                                                                                 Delegado Comisión General, XXIX MOEA 2011

La experiencia vivida en el Modelo de Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, resultó muy gratificante y enriquecedora, ya que dicho modelo resultó ser el ejercicio de simulación indicado en el que los estudiantes pudimos involucrarnos en la defensa e intereses políticos de los países asignados por la Organización; permitiendo con esto no sólo ser una actividad académica, sino exhortarnos a ofrecer propuestas de soluciones a problemáticas que se deben resolver a través de la diplomacia. Además de permitirnos abrir un espacio de diálogo y participación democrática para nutrir nuestros conocimientos y aprender de manera completa en que consisten los temas de política internacional.

Por otra parte, cabe destacar que la participación en el MOEA me permitió adquirir herramientas que he podido aplicar en el plano profesional, como el uso de la diplomacia para llegar a compromisos y resoluciones finales, así como también la creación de soluciones pacificas y positivas para la creación de relaciones de estrecha cooperación y el poder trabajar de manera grupal para la solución de conflictos.

T.S.U. Mariangeles Martinez y el T.S.U. Walter Heine al frente del Auditorio de la Universidad San Martín de Porres.

Finalmente, apartando pero no restándole importancia a los conocimientos académicos adquiridos y herramientas profesionales, es importante resaltar el intercambio cultural vivido entre la delegación MOEA USB y el resto de las delegaciones participantes del hemisferio donde en la mayoría de los casos perduró la amistad y la unión, respetando nuestros ideales.

 

Mariangeles Martinez                                                                                                                         T.S.U. Comercio Exterior USB                                                                                                          Primera Comisión: ““Igualdad de Género: Promoción de la participación de la mujer en el proceso de toma de decisiones en todas las esferas de la vida política, social y económica de los Estados Miembros”.                                                                                                                                           Actualmente Operadora de Trafico de Importaciones entre Asia-Venezuela y Brasil-Venezuela.

XXVIII MOEA 2010

La Universidad Simón Bolívar – Venezuela participo en el XXVIII Modelo de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (MOEA), la cual se realizo del 12 al 15 de mayo de 2010 en Lima, Perú. Dicho Modelo se llevo a cabo en la Universidad San Martin de Porres y verso sobre la Paz, Seguridad y Cooperación en las Américas.

Para dicha participación la Delegación MOEAUSB represento al Estado de Barbados y estuvo conformada por los siguientes compañeros:

Delegación MOEAUSB 2010 a su llegada al Aeropuerto Internacional de Lima, Perú.

Comisión General “Aplicación de los principios de la Carta Democrática Interamericana mediante el desarrollo de indicadores que permitan prevenir y atender situaciones de alteración del orden político-institucional en los Estados Miembros”:

T.S.U. Carlos Carrasco

T.S.U. Mairim Rodríguez

Primera Comisión “Igualdad de Género: Promoción de la participación de la mujer en el proceso de toma de decisiones en todas las esferas de la vida política, social y económica de los Estados Miembros”:

T.S.U. Mariangel González

T.S.U. Mariangeles Martínez

Segunda Comisión “Fortalecimiento de la confianza en las Américas: Establecimiento de mecanismos adecuados para un efectivo seguimiento y transparencia en la adquisición de armas por parte de los Estados del Hemisferio”:

T.S.U. Johan Mijares

T.S.U. Walter Heine

Tercera Comisión “Inclusión de la sociedad civil en el diseño de políticas sobre derecho ambiental y desarrollo sostenible para el fortalecimiento de la gobernabilidad democrática en la región”:

T.S.U. Rebeca Torres

Br. Wilmer Forghieri

Cuarta Comisión “Revisión de la escala de cuotas asignadas: Propuesta de nuevas metodologías que promuevan facilidades de pago y posibilidades de captar mayores aportaciones”:

T.S.U. Félix Odreman

T.S.U. Henry Regalado

Facultad de Derecho de la Universidad San Martín de Porres

En el siguiente link encontrara mayor información sobre el XXVIII MOEA Lima, Perú 2010: http://www.moea.usmp.edu.pe/